subir

Catálogo Virtual

Hugo Araya

Biografia

Pintor, fotógrafo y cineasta. Era conocido por el apodo de “Salvaje” dado su ímpetu a la hora de trabajar como iluminador y camarógrafo. Sus inicios en el cine se ubican en su trabajo como camarógrao e iluminador en el Canal de Televisión de la Universidad de Chile en los años sesenta, donde fue instruido por Fernando Bellet. Dirigió dos películas: “Es para hoy” (1967) y “Silencio para percepción y conciencia” (1968) ambas desaparecidas actualmente.

En 1965 participó como fotógrafo junto al mismo Bellet en “Ana”, película experimental de Helvio Soto realizada completamente en estudio.

Con la llegada de Salvador Allende al Palacio presidencial, Hugo Araya se traslada a trabajar a la Universidad Técnica del Estado, donde se comenzaba a organizar un área cinematográfica que sería encabezada por el cineasta Fernando Balmaceda. Araya también formó partede la revista “Presencia” editada por la misma Universidad, como reportero gráfico.

El 11 de Septiembre de 1973, el presidente Allende inauguraría a las 12 hrs una exposición en la UTE llamada “Por la vida siempre”, que Araya iría a cubrir como fotógrafo. Supo por la radio del levantamiento militar, pero salió de su casa igualmente en dirección hacia la Universidad, donde se quedaría tras ser decretado el toque de queda. Tras la gestión del rector de la UTE, todos quienes se encontraban al interior podrían quedarse a pasar la noche para retornar a sus casas al día siguiente. La Universidad fue sitiada por militares que detenían a mansalva a trabajadores, profesores y estudiantes. Alrededor de las seis de la mañana se produjo una ofensiva militar desplegando un ataque de artillería dentro de la UTE y particularmente en la Escuela de Artes y Oficios, donde se encontraba parapetado Araya. Es ahí cuando recibe una serie de proyectiles de bala por parte de militares, quedando gravemente herido. La amblancia no habría podido ingresar al recinto producto de la balacera.

Hugo Araya fue muerto la madrugada del 12 de Septiembre de 1973 en manos de los militares a los 37 años. El Informe Rettig señaló que “La Comisión se formó convicción que en la muerte de Hugo Araya Gonzalez existió violación a sus derechos fundamentales de responsabilidad de agentes del Estado, basando esa convicción en que se acreditó que la víctima se encontraba sacando fotografías; se estableció asimismo que fue baleado por personal uniformado que rodeaba el lugar; y que tales fuerzas hicieron uso de sus armas de fuego en forma indiscriminada e innecesaria”.

(En construccion)